Trump y la fuga de talentos en Puerto Rico

Esta es la versión original enviada al periódico.  El periódico la modificó un poco por motivos de espacio:

El presidente de los Estados Unidos quiere imponer políticas migratorias más restrictivas que tendrían un impacto demográfico directo para los Estados Unidos y Puerto Rico.  La inmigración ha permitido que los Estados Unidos mantengan una población más joven que otros países desarrollados.  Los inmigrantes, en especial los de origen hispano, han evitado una disminución marcada en los nacimientos y una disminución de la población.  Los nacimientos de origen hispano representan aproximadamente una cuarta parte de todos los nacimientos en Estados Unidos y aumentan cada año.

La inmigración en los Estados Unidos también nutre al país de muchos estudiantes y profesionales.  Actualmente, el 28% de los médicos en los Estados Unidos nacieron fuera del país.  La presencia de estos profesionales en los Estados Unidos es importante dado que la Asociación Americana de Colegios de Medicina estimó que para el 2025 habrá una escasez de al menos 62,000 médicos.  La restricción de profesionales de la medicina de países como Irán o Siria, que entre ambos tienen más sobre 15,000 médicos trabajando en los Estados Unidos, podría afectar a Puerto Rico.

La fuga de médicos de Puerto Rico hacia los Estados Unidos podría agudizarse si aumenta la demanda de los médicos puertorriqueños por cambios en las políticas de migración en Estados Unidos.  Esto podría ser uno de los efectos indirectos si el presidente insiste y logra restringir la entrada de profesionales de otros países.

En Puerto Rico cada vez hay menos médicos, sobre todo especialistas, mientras que la mayoría de los médicos que permanecen tienen sobre 50 años de edad.  En el trienio 2013-2015, el 61.5% de todos los médicos registrados como activos en Puerto Rico y casi el 67% de los médicos especialistas tenían 50 años o más.  Ante una población vieja y que necesita médicos especializados, el que haya tan pocos médicos jóvenes ejerciendo activamente en la isla puede repercutir negativamente en la salud de la población.

Políticas de migración más restrictivas en los Estados Unidos también abren oportunidades a puertorriqueños con especialidades en áreas relacionadas a la tecnología y las ciencias de cómputos.  El CEO de GoDaddy indicó recientemente que los Estados Unidos no produce suficientes candidatos cualificados en tecnología.  Estados Unidos tenía cerca de 85,000 trabajadores con visas temporeras de empleo, reclutados por compañías de tecnología para llenar las vacantes técnicas.  Si esta cantidad de visas disminuye, los profesionales en Puerto Rico podrían tener mayor oportunidad de trabajo al no tener que pasar por un proceso de visado para entrar a los Estados Unidos. 

Sin que sea su intención, el presidente de los Estados Unidos podría abonar a la fuga de talentos de Puerto Rico.  Una fuga de talentos que Puerto Rico no puede darse el lujo de seguir perdiendo por más tiempo.